Buscar este blog

sábado, 25 de febrero de 2017

Dama Flor (cuento venezolano) Mi libro me alimenta

El cuido de la naturaleza es responsabilidad de todos, pero Silvia una jovencita de 17 años, es la responsable de cuidar las flores del bosque, por ello es conocida como “Dama Flor”. Venezuela es el país que vio nacer esta historia, y a través de ella conocimos parte de su literatura, además de conversar sobre sus costumbre, tradiciones y aprender de su gastronomía, al preparar junto con los niños y niñas asistentes una ricas Arepas con un relleno de Reina Pepiada. 





Descubrimos que su nombre fue dado en honor a una Reina venezolana, Susana Duijm ganó el Miss Mundo en el año 1955, Para rendirle homenaje, sus creadores, vistieron de reina a una de nuestras sobrinas, que tenía apenas 12 años. La sentaron como en un altarcito para que la gente la viera en el establecimiento. Entonces pasó un señor y preguntó por qué tenían a esa niña allí. Le explicaron que era un homenaje a la nueva soberana de la belleza. Él dijo: ‘¡Pero si yo soy el papá de Susana! Se las voy a traer para acá’. Y así fue. Un viernes, como a las 10:00 de la noche, se apareció la señorita Susana con su papá. les dieron una tostada en sus manos y le dijeron: ‘Mire, esta tostadita se la preparó mi mamá especialmente y se va a llamar La Reina, así como lo es usted’. Ella dijo: ‘Muchas gracias, mijo’, y se la comió con un juguito. Y como en esa época, a las mujeres de buenas curvas, así como Susana, se les llamaba ‘pepiadas’, le pusieron ese apellido a la arepa.